Ernesto de Lucas y Kitty Mazón fórmula de perdedores

By , in Editorial on .

La elección de la nueva dirigencia del Partido Revolucionario Institucional debió realizarse de manera democrática, con la mayor participación posible de militantes, y con la actitud de realizar cambios a fondo que permitieran posicionar nuevamente al PRI ante el pueblo de México y de Sonora respectivamente, como un partido que lucha auténticamente por los intereses del pueblo de México.

Lamentablemente, la oportunidad que el PRI tenía para reivindicarse con el pueblo de Sonora se perdió y por dedazo, y al más puro estilo del PRI de antaño, Ernesto “El Pato” de Lucas y Kitty Mazón, ambos candidatos perdedores son desde ya, los que intentarán retener la gubernatura en las próximas elecciones del año 2021.

Se perdió la esperanza que muchos mantenían con las promesas realizadas en Sonora, de la también impuesta presidenta del PRI nacional, Claudia Ruiz Massieu Salinas, la sobrina consentida del más nefasto y siniestro presidente que México ha tenido, Carlos Salinas de Gortari.

Es verdaderamente imposible, que con este tipo de imposiciones se puedan lograr cambios al interior del PRI, el cambio profundo y valiente que el PRI necesita para poder seguir siendo una opción real en las elecciones del 2021 en Sonora.

¿Pero cómo le pedimos peras al olmo? Imposible.

En su mensaje a la militancia, Ernesto “El Pato” de Lucas llamó al priismo a dejar la sumisión y asumir un rol de revolucionarios, es en razón de ser astutos en lugar de querer ser vagos, de reforzar la lealtad por encima del entreguismo, así como de tener convicción más que fanatismo. 

Vaya discurso pronunciado de los dientes para afuera, en el actuar Ernesto “El Pato” de Lucas ha demostrado que responderá a los intereses de quienes lo han impuesto. Sin más ni menos.

Pero la dirigencia del PRI en Sonora debe de entender, que una fórmula perdedora no puede imponer candidatos, así se lo afirmaron al ex gobernador Eduardo Bours Castelo cuando este intentó posicionar a su gente de cara a las elecciones de 2012. Ernesto “El Pato” de Lucas y toda la “sub 17” le dieron la espalda a Bours Castelo, dejaron de ser perros de un amo, para ir a moverle la colita al vecino de al lado.

En el Sur de Sonora, no ven con buenos ojos el que Ernesto “El Pato” de Lucas se haya tomado la foto con el ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones Rivera horas antes de su toma de protesta como presidente del PRI en Sonora, faltó tacto político, si la intención es realmente unir al partido, esa foto y la forma de presumirla en redes sociales, no abonará en nada a la posibilidad de unidad al interior del partido.

Muchos están conscientes de que hay que terminar con un sistema político de dedazo, instaurado por el ex presidente Ruiz Cortines, con el famoso tapado, y hay que dar cabida a distintas expresiones dentro del partido.

¿Pero cómo lograr esto?

Si tanto en la conformación del CEN del PRI, como en la conformación del Comité Ejecutivo Estatal del PRI prevalecen las prácticas antidemocráticas que tanto les ha señalado la sociedad.

El PRI en Sonora, y en México, en los hechos nos demuestran, que no han aprendido la lección.

A quince días de tomar protesta, la fórmula perdedora actúa como lo que son, unos perdedores, declarando que: “Es muy temprano para salir a criticar al nuevo gobierno. Hay que dejar que el desencanto de la gente llegue solo ante sus errores”. Esta declaración la realizó Ernesto “El Pato” de Lucas en la mesa Cancún que comanda el empresario transportista Kaly Rodríguez. 

Vaya actitud perdedora, desde ya nos está diciendo “El Pato” que el PRI no hará nada, que no va a criticar al nuevo gobierno, que solito “el pueblo bueno” se dará cuenta de los errores y entonces cuando eso pase se pondrán a trabajar.

Mejor que renuncien, estamos ya hartos de políticos aviadores, si no van a trabajar para el PRI entonces para qué se meten a presidir un barco que está igual de hundido que el Titanic.

Ya transcurrieron más quince días desde la toma de protesta de la fórmula perdedora, quince días grises para el priismo sonorense, quince días perdidos para la democracia y quince días menos para enderezar al tremendo Titanic en el que se ha convertido el PRI.

Célida López, panista de piel Morena

Con un fuerte tono que pareciera llevar cierto aire de revancha o venganza, la presidenta Municipal  de Hermosillo, Célida López, a lo largo de su corta estancia por Palacio Municipal ha arremetido en contra de la anterior administración priista de Manuel Ignacio “Maloro” Acosta, ciertamente la huella que dejó a su paso el mal logrado Maloro Acosta fue desastrosa para la ciudad, una concesión de Alumbrado Público a un precio sumamente elevado, un servicio de recolección de basura por demás deficiente, ni qué decir del bacheo en la ciudad y en este tema habría que preguntarle a su hermano incómodo cómo le fue en el bacheo de las principales calles de Hermosillo, así que, bien por la ex panista, ahora morenista presidenta municipal.

Y a propósito en estos menesteres de cambio de piel, existe mucho malestar entre los izquierdistas de a de veras, a quienes Célida no termina de convencer, sobre todo porque el Ayuntamiento de Hermosillo parece ser un refugio de ex panistas, en donde han dejado de lado perfiles valiosos para dar paso a gente ligada al padresismo.

Los flancos que tiene abiertos Célida y que no debería de perder de vista son muchos, por un lado un gobierno del Estado que no dejará de ponerle la lupa a su administración, las empresas ligadas a la anterior administración como la encargada de la concesión del alumbrado público que a decir de la misma presidenta municipal es la encargada de una fuerte campaña negra en su contra, también los resentidos de Morena a quienes no se les han abierto espacios en esta administración municipal y por otro lado la misma Célida y su linda forma de gobernar, llena de soberbia la cual no termina de convencer a propios y extraños.

A Célida le encanta presumir sus nexos con panistas de antaño, por eso no sorprenden las fotos que hace bien en presumir en Twitter con Pancho BúrquezAlejandro López Caballero, Javier Gándara Magaña entre otros, si bien es cierto en política hay que construir consensos, también es cierto que tomar consejos de panistas no es bien visto por los izquierdistas fundadores del partido Morena. Célida no es santo de su devoción para muchos, para muchos verdaderos luchadores sociales.

¿Recuerda a Manuel Ignacio Acosta tomando protesta? Lleno de soberbia …

¿Recuerda a Célida López tomando protesta? Llena de soberbia …

Dicen que la historia es cíclica.

¿Cómo irá a tomar protesta el siguiente alcalde de Hermosillo?

López Obrador contra la delincuencia organizada.

El Pesidente de la República dijo que insistirá en convencer a la población, por la vía del diálogo, para que eviten dedicarse a actividades al margen de la Ley.

Bueno, el presidente Andrés Manuel López Obrador ya encontró al primer culpable: La pobreza que existe en todo el país, misma que heredó de los neoliberales priistas que llegaron al poder en 1982 con Miguel de la Madrid a la cabeza; seguidos por Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, y a la que contribuyeron los gobiernos panistas -también neoliberales- de Vicente Fox y Felipe Calderón, en los primeros doce años del siglo XXI.

Y ante el asombro de la sociedad y de la opinión pública, el primer mandatario reiteró horas después de la tragedia, que no va a combatir el fuego con el fuego (o sea que no va a declarar la guerra a la delincuencia), sino que insistirá en convencer a la población, por la vía del diálogo, que se vuelvan buenos, como él; que ya no roben, que no secuestren ni extorsionen y mucho menos maten a la gente. “Esto no es un asunto policiaco o militar; no se resuelve con medidas coercitivas”, reiteró.

Bien por nuestro Presidente de la República quien está marcando una nueva forma de gobernar.